Trucos útiles Para Cambiar El Pañal Al Bebé

Juega con tu bebé mientras le cambias el pañal

¿A quién no le ha pasado que cuando baña al bebé le dan ganas de orinar y… nada moja la cama a pesar que le pones la toalla? O ¿cuando tienes las manos frías y  lo tocas?  O cuando lo lavas con agua fría y llora desconsolado?  En  este artículo vamos a suministrarte unos truquitos para facilitarte el proceso de cambio de pañales,  sin tener remordimientos o que alguien en casa te grite: ¿Qué le estás haciendo al bebé?

Pues, nada las mamás y tías no nacen aprendidas. El manejo de un bebé se aprende con el día a día y con los sabios consejos de las abuelas o amigas que ya hayan pasado por estas circunstancias. Ser madre es una de las experiencias más grandes del mundo; hasta podríamos definirla como la aventura más tierna y responsable de toda la vida. Una aventura que nunca termina y que no cae en monotonías.

5

Así que mamá prepárate para recibir unas instrucciones que te facilitarán el encuentro con la tierna aventura de cuidar a tu hijo o hija. En este caso vamos a hacerte más fácil y expedito el cambio de pañal. Aunque para las veteranas sea “pan comido” cambiar un pañal requiere de práctica y desarrollo de destrezas. Sobre todo cuando crece el bebé y quiere jugar libre.

  • Para cambiar a tu bebé debes desinfectarte las manos o lavarlas muy bien. Aunque no lo creas, la piel de los bebés es muy delicada y más si está recién nacido. Debes estar consciente que le bebé está estructurando sus sistema inmunológico por ello, debes cooperar para que no le contamines con algo. Un ejemplo cotidiano, estamos limpiando la casa y vamos a cambiar el bebé. Nada de esos agua jabón y antibacterianas antes de tocar la colita del bebé. O, vienes de la calle y vas a lavar el bebé, no, no , debes llegar a lavarte las manos para tocar al bebé. No te conviertas en agente contaminante de tu bebé.

7

  • Caliéntate las manos antes de tocar su piel. Aunque no lo creas al bebé le va a desagradar que lo toque una mano fría y si está dormido es peor pues lo asustas. Frótate las manos hasta que estén tibias.
  • Cuando le cambies al pañal a un recién nacido cuida su ombligo: Es muy importante que tomes previsiones sobre este punto. Primero,  el cordón umbilical de un recién nacido debe limpiarse todos los días con alcohol absoluto para que cicatrice esa herida. De igual modo, revisa con frecuencia al bebé para que no se moje el cordón con orina.
  • Limpia a tu hijo cuando defeque: Sabemos que cuando el bebé defeca,  es necesario limpiarlo muy bien para que no se infecte o no produzca una dermatitis. En este caso,  debes limpiar al bebé de su pubis  hacia los glúteos. Y este movimiento es más recomendable cuando hablamos de bebitas. Debes proteger su vulva de infecciones.

2

  • Cuando haga pupú o pipí: No creas mucho en las promesas publicitarias en las que te prometen que es suficiente pasarle una toallita a tu hijo por la colita. Está muy orinado o tiene mucho tiempo con el mismo pañal. Refréscalo con agua y jabón. Sécalo bien y ponle su pañal limpio.
  • .Cubre al bebé cuando le cambias el pañal: Siempre es bueno que cuando cambies al bebé lo has en tu habitación con la puerta cerrada para evitar cambios de temperaturas o corrientes de aire que le puede estimular la micción al bebé. No dejes que te sorprenda esta situación. Utiliza una toalla para mantenerlo calentito y no te olvides del protector plástico cuando lo estés cambiando.
  • Si el bebé ya ha crecido, entonces dale un juguete para que se distraiga y no pegues carrera detrás de él por toda la cama.

3

  • Aprovecha esta oportunidad de cambio de pañal para jugar con él, para hablarle o cantarle, eso llamará su atención además que le estimulas el oído y el lenguaje.
  • No aprietes demasiado al bebé con las elásticas del pañal. Es importante que entiendas que la cinta elástica debe ajustarse al cuerpo del bebé pero no cortarle la circulación. Cuando le pongas el pañal introduce un dedo entre el pañal y su piel, si el pañal está muy apretado no podrás hacerlo y esto te va indicar que tan ajustado está.

4

  • Procura que no le dé dermatitis: Para ello debes mantén a tu bebé bien aseado. Un dato, no le dejes por mucho tiempo el pañal orinado al bebé. No te confíes en los pañales desechable,  siempre hay un contacto entre la orina ysu piel. También es necesario que tenga aunque sea 5 minutos de ventilación para que se seque piel la piel. Mientras tanto juega con él, cántale. Sabes ellos creen muy rápido y cada etapa es bella. Recuerda, cambia el pañal pero lava su colita.

Como puedes ver el cambio de pañal tiene sus trucos y sus secretos. Aprovecha cada instante para que lo consientas. No veas al cambio de pañal como un fastidio sino como una oportunidad de jugar y de establecer un vínculo fuerte con tu hijo. Si te ha gustado este artículo haznos llegar tus comentarios o, si prefieres envíanos los temas que quieres leer.

Artículos Relacionados:



Leave a Reply

No Discutáis Nunca Delante De Los Niños

Sabemos que las discusiones en casas son muy comunes entre padres, suelen ser parte de la relación de la pareja...

Cerrar