Técnicas De Preparación Al Parto

Acondicionando el cuerpo y la mente para parir

Siempre el momento del parto ha sido la prueba en la cual las mujeres se gradúan. Es la máxima experiencia que se puede vivir: traer tu hijo al mundo. Desde tiempo remotos ls mujeres se han preparado para ese momento tratando de desmontar los miedos y los temores sobre el momento. Esos conocimientos ancestrales pasan de generación en generación en forma oral. Las abuelas, las madres se convierten en agentes  multiplicadores de las experiencias vividas.

Las comadronas son otras protagonistas de este momento, quienes con su experiencia acompañan a las parturientas a experimentar este maravilloso momento. Pero,  antes de experimentar el parto, estas mujeres, de todas las culturas, tienen sus protocolos para condicionar el cuerpo femenino a medida que se avanza en el embarazo.

8

Después que se comercializó el parto a través de cesáreas programadas, las mujeres retoman este hecho como lo hacían las mujeres de antes. En Inglaterra el proceso del parto en hospitales u hogares se hace en forma natural bajo el acompañamiento de parteras o comadronas. En casos extremos es que interviene el médico.

Tipos de preparación del cuerpo de la madre

En la mayoría de los casos la preparación se inicia a partir del quinto mes de gestación pero,  en otros casos a medida que las mujeres toman conciencia de este momento, comienzan a practicar alguna actividad física a partir del tercer mes. Veamos en este artículo cuáles son las técnicas, ejercicios y estiramientos para preparar el cuerpo y la mente.

Caminar es el mejor ejercicio tanto para la madre como para el bebé

Aunque no lo creas, el caminar ejerce en ti tres beneficios: el primero te ayuda a mantener el peso, contribuye con la circulación de tus miembros inferiores y además te permite utilizar este espacio para hablar con tu bebé y explicarle lo que ves. Comienza por caminatas de ½ hora diaria, avanza sin presión alguna, más viene es un paseo que te permitirá también relajarte y asumir ese espacio para comunicarte contigo misma y con el bebé.

4

Con apoyo de parteras, comadronas o tulas

Es importante que asumas este momento como el tuyo, sin presiones y venciendo los posibles temores que se presentan ante la incertidumbre. Lo primer  que debes hacer es leer y buscar apoyo de una partera, tulas o comadronas, quienes a través de las nuevas tendencias humanistas asumen el acompañamiento de una mujer desde los primeros meses de gestación. En este proceso se ha denominado parto humanizado, en donde a la madre y al niño se le trata en forma natural sin los rigores de un quirófano. En estos procesos a la madre se le enseñan las siguientes técnicas:

  • Relajación a través de ejercicios respiratorios.
  • Controlar el dolor a través de la respiración.
  • Distinguir las fases del parto.
  • Guiatura en el proceso de control del embarazo.
  • Nutrición y ejercicios

Respirar para controlar el cuerpo y la mente

2

Hoy por hoy se ha reconocido el poder que tiene la mente sobre el cuerpo y cualquiera de los procesos que consciente o inconscientemente se llevan a cabo en el cuerpo de la mujer. Es como una especie de meditación; en donde haces consciente cada momento vivido,  a través de la respiración; para ello hay muchas técnicas pero, aquí en este artículo vamos a experimentar dos de ellas.

La primera técnica va a ser caminando, por el parque o en la vía a tu casa: Vas a comenzar a caminar en forma pausada y vas a tomar conciencia de la respiración. Inhala y exhala lentamente y empezarás a visualizar que tu cuerpo responde a ello, que vibra. Toma conciencia de cómo los músculos de tus piernas se tensan y luego se relajan con cada paso, cómo tus pulmones se llenan de aire. También vas a liberar temores para ello visualiza que con cada bocanada de aire que sale de tu cuerpo expulsas el temor concretado en un color oscuro y mientras tomas aire este va a tener un color claro de tu preferencia. Siente como te liberas.

3

La segunda técnica la vas a realizar acostada en tu cama o en el piso sobre un tapete, boca arriba y, si te hace falta, coloca una almohada para apoyar la cabeza. Inicia la relajación con inspiraciones por la nariz, entre el aire por unos 2 segundos y, luego botas el aire por la nariz hasta vaciar los pulmones. A medida que respires vas a visualizar cada parte de tu cuerpo y vas a sentir como seden y se relajan en forma armoniosa. Todo tu cuerpo va experimentar un estado de quietud muy placentero.

Ahora vamos al segundo nivel, ya estando relajada imagínate un control remoto, el cual vas a pulsar para disminuir un posible dolor o calambre. Visualiza ese momento y pulsa el control en paralelo respiras relajadamente y dices, estoy bajando el nivel, no se siente nada. Este simple ejercicio te permitirá controlar las sensaciones durante las contracciones del parto. Está comprobado el ejercicio, muchas veces el dolor intenso en el parto es producto del miedo. Mente y control.

Yoga la mejor preparación

6

Si te gusta la yoga puedes practicarla bajo la tutoría de la tula o la comadrona. No es que hagas posturas fuertes. Sino que incorpores las técnicas de relajación y respiración, hacer los ejercicios que te permitan adquirir mayor flexibilidad y dominio de tu cuerpo. Así que te invitamos a que hagas ejercicios de yoga, junto a las meditaciones.

Nadar para preparar el cuerpo

Esta es otra de las actividades físicas que puedes realizar. Nada en una piscina temperada, eso te permitirá elasticidad, además que es un ejercicio de bajo impacto. Hay academias que tienen rutinas especiales para embarazadas que le permiten relajación al mismo tiempo que una actividad física.

La nutrición

Este es un factor importante en el proceso de gestación y de preparación del parto. Una dieta balanceada te hará más ágil y evitará que engordes demás. Por otra parte, a partir del quinto mes debes comenzar a consumir mucha más fruta y algunas infusiones que te permitirán facilitar el parto. Entre ellas podemos mencionar la infusión de linaza. Esto permitirá lubricar el conducto útero-vaginal. También contribuye a que el bebé nazca limpio. Infusión de manzanilla para desinflamar y relajar. Y por último la infusión de tilo para calmarte y relajarte.

Como puedes ver en este artículo, el proceso de parto requiere una preparación física y mental. Nuestras madres, abuelas y comadronas llevan la responsabilidad de guiarte en este proceso tan natural como el hombre mismo. Recuerda este es el momento de mayor felicidad para la mujer, no lo opaques con temores. Prepárate para ello y vivirás la mejor experiencia. Si te ha gustado este artículo envíanos tus comentarios a este tu blog o, si prefieres, dinos los títulos de los temas que te gustaría obtener información.

Artículos Relacionados:



Leave a Reply

Cuidados del Bebe: Productos para Despejar la Naricita

En este blog de Cuidados del Bebe: Productos para Despejar la Naricita, les recomiendo a todos que pongan mucha atención. Sobre...

Cerrar