Síntomas Poco Conocidos Del Embarazo

La mayoría de las mujeres que ya son madres consideran que la etapa del embarazo es un momento mágico en la vida, aunque no los primeros meses porque es de conocimiento público que muchas sufren de mareos constantes, bajar de tensión, náuseas, vómitos, antojos y demás, sin embargo, estos no son los únicos síntomas que se pueden presentar durante la gestación, también existen otros que son muy poco conocidos o que no se relacionan directamente con el embarazo, pero que sin duda son una consecuencia directa.

Para todas las chicas que están pensando buscar un bebé, o que ya están embarazadas, las invitamos a leer el siguiente artículo hasta el final para descubrir cuáles son esos síntomas que no padecen todas las chicas, o que quizás sí pero que no se suelen relacionar con esta etapa.

Diarrea

Sí, puede que este sea uno de los síntomas que menos se esperan que sean relacionados con el embarazo, bien sabemos que la diarrea puede ser la consecuencia de muchos padecimientos, desde una comida que no cae bien, hasta un virus o parásitos. Sin embargo, existen mujeres que durante el período de gestación, sufren de estreñimiento, que además van acompañados de las ya conocidas náuseas y vómitos matutinos, pero cuando una mujer tiene un estómago sensible, puede que los primeros síntomas del embarazo sean las diarreas, incluso antes que pueda afectarla algún otro. La diarrea también es producto de los cambios hormonales que se sufren, sobre todos los primero meses de gestación.

Hemorragias nasales

Son un padecimiento más común de lo que se piensa, muchas veces se deben a irritaciones, alergias o resfriados, pero lo que seguramente no esperas es que sea un síntoma más del embarazo, es uno de los menos comunes que se asocian con la etapa de la gestación, pero se deben al incremento del flujo sanguíneo que se produce en este período de tiempo en las embarazadas, que puede incrementar de 30% a 50%, esto puede traer como consecuencia que los vasos sanguíneos se rompan ocasionando la hemorragia nasal.

Épulis 

No se alarmen, se tratan de tumoraciones benignas que por lo general aparecen durante los primeros tres meses de embarazo, estos quistes que se conocen como épulis se forman en la encía o en partes blandas de la boca, crecen muy rápido y podrían llegar a afectar el hueso, por eso se debe tener mucho cuidado con esas pequeñas llagas que aparecen en la boca, durante el embarazo, comienzan con una pequeña molestia, que incluso sangra de vez en cuando, son consecuencia de los cambios hormonales.

Cuando una mujer embarazada padece de estos quistes en la encía, por lo general, suelen desaparecer solos después de finalizado el período de gestación, pero de no se así, se debe intervenir de forma inmediata quirúrgicamente porque podrían convertirse en un problema mayor.

Gingivitis

El sangrado de encías, es muy similar al síntoma anterior, también se conoce como el popular sangrado de encías, que se produce por las mismas razones, cambios hormonales durante el embarazo, es un síntoma poco común porque por lo general no se produce, pero cuando se hace presente, siempre se debe tener una buena rutina de revisión dental para prevenir cualquier posible padecimiento que incomode durante todo este proceso.

Acné

El embarazo tiene un lado hermoso y mágico, pero también otro que no es tan agradable con el que las mujeres deben lidiar, no solo las náuseas y lo que hemos mencionado anteriormente, también trae cambios físicos más allá del más evidente que es el tamaño de barriga o la hinchazón de los pies, podría aparecer el tan indeseado acné. Sí, posiblemente tu ya no recordabas cuando fue la última vez que sufriste por este problema, pero durante el embarazo las hormonas están revueltas y puede que ocasione ciertas erupciones de granitos y no solo en el rostro, sino también en la espalda. Si padeces esto, solos debes consultar con tu médico tratante, que posiblemente pueda darte algunas soluciones naturales para combatirlo, pero descuida que no se quedará por siempre, podrá ser durante algunos meses del embarazo desperecerán después de dar a luz.

Exceso de sudoración 

Y por si fuera poco, todo lo que hemos mencionado anteriormente, otro síntoma que no padecen todas las mujeres y que no se asocia con el embarazo es, el exceso de sudoración. Esto aparece durante el primer trimestre, empiezas a sudar mucho más de lo normal o incluso puede que el olor sea mucho más fuerte, todo gracias a la alteración de las hormonas. Incluso se ha determinado que este exceso de sudor, podría deberse a un factor emocional, así que puedes prevenir un poco estando hidratada todo el tiempo, utilizando ropa holgada de tela suave, y procurar no frecuentar lugares muy calurosos. Tampoco tienes que sentirte abrumada por este problema, es algo que será durante los primeros meses del embarazo, pero que luego pasará.

Te Recomendamos mirar los siguientes artículos:



Leave a Reply

Formas De Prevenir El Estrés En Los Bebés

¿Cuentas con un bebé en casa? Si es de esta manera es fundamental que le prestes toda la atención posible...

Cerrar