Síntomas Del Parto: Contracciones Uterinas

Antes de quedar embarazada, me nutria de los comentarios del resto de mis amigas, algunas de ellas, ya habían pasado por embarazos y habían felizmente dado a luz a sus bebes y podían comentarme como se sentían. Un caso era muy distinto al otro y con ello, se queda demostrado que todos los embarazos son muy distintos y aunque fisiológicamente se pueda describir, el cómo se produce las reacciones químicas que dan origen a las contracciones uterinas pues, ciertamente cada organismo es distinto y por ende, los síntomas son distintos.

A continuación te voy a detallar la experiencia de varias mujeres distintas con las cuales podrás tener una idea de cómo se pueden dar las contracciones uterinas.

Caso 1. Mi amiga Yesicca era contemporánea conmigo hija de afrodescendientes, es una mujer de pequeña estatura pero de caderas anchas bien caderona y de poco busto, según el médico le comento, que eso le permitiría parir sin inconvenientes. Yesicca, quedo embarazada a los 23 años, de una niña, no ha tenido más hijos, pero al momento de parir, ella me decía que sentía como si le metieran electricidad con un cable de alta tensión desde la cadera hacia adelante, y se empujaba hacia la vulva. Según ella me comentaba esos corrientazos variaban de intensidad y se podían dar más seguidos o más distantes, pero que ente uno  otro siempre había uno sude mu alta intensidad, son el que sentía que incluso se podía desmayar o que se podía evacuar encima. Era tan fuerte el dolor que Yessica, que iba por parto natral o vaginal, no lo soporto y accedió a colocarse la anestesia epidural, con la cual hallo alivio y logro pujar y tener un feliz parto, logro pujar para tener a su pequeña bebe.

En este caso como ves, ella describe las contracciones uterinas como una especie de corrientoso que migraba desde la columna hasta la pelvis  luego hasta abajo. Solo corriente, y era la corriente de alta intensidad lo que le producía el dolor.

aid1760819 728px Identify Braxton Hicks Contractions Step 2 Version 3 e1485880390687

No todas, son iguales

Caso 2. Mi señora madre. Mi madre tuvo teres hijos, dos por partos por cesárea y una por parto normal. Ella comenta que por parto por cesárea no sentía contracciones, porque como se programó unos días antes, efectivamente, ella acudió, la sedaron y no sintió contracciones. Cuando no se dan las contracciones, la naturaleza, luego del proceso de sedación va a iniciar un proceso de contracción voluntario intentando, ubicar el cuerpo del bebe en el útero de la madre. Esas contracciones uterinas, post parto, son muy dolorosas y se homologan al dolor producido por una contracción de parto. Aun no teniendo bebe en el vientre se pueden producir. Y semejan los dolores de parto. Ahora bien, contracciones como tal, sintió mi mama, durante su primer parto que fue un parto vaginal. Describe las contracciones como un dolor, que no le permitía tener el control, sobre su cuerpo, el dolor la cegaba y se retorcía, según ella, el dolor era tan fuerte, que comenzó a rezar fuertemente a viva voz, gritado pues, varias oraciones pidiéndole a Dios la fortaleza para tener a su hija. En ese caso, fue bendecida igual, y logro tener a su bebe, pero puedes ver que hay partos que son muy dolorosos.

Por qué duele??

octavo mes embarazo

El caso de justificar el por qué duele, es porque ciertamente, se debe lograr el desprendimiento de todas esa estructura para ser expulsada y para ello, además de los pujos de la madre, que dan un poco de fuerza extra para lograr expulsar al bebé por el canal de parto.

Es cierto que si el parto se da de forma programada, como ocurre en el caso de las cesáreas, pues, la madre acudirá, antes de que su reloj biológico ponga las alertas, por tanto, esa madre en muchas ocasiones, no logra sentir, los dolores del parto porque ahí está el efecto del analgésico presente, para mitigar ese efecto en el útero. Es por ello, que muchas madres, para evitarse ese dolor, proceden a pedir que sus hijos nazcan por cesárea.

El único problema con la cesárea es que requiere de un tiempo posterior de actividad limitada, mientras que el parto por vía vaginal o natural es de recuperación mucho más rápida.    

Caso 3

utero irritable

Mi parto primerizo fue terrible, creo que sentí en esos días, el dolor que no habría sentido en todos los días de mi vida juntos. No eran corrientazos, pero si era un dolor paralizante en la zona baja de la vulva, como cuando te pinzas con algo que te duele la zona, bueno, así. Pero imaginarte que tuvieras mil tenazas, sujetadas a la zona la vulva y eso te produce, dolor, inflamación e irritación. Bueno, así sentía yo, y dentro del útero un dolor de ir al baño a evacuar,  un dolor desesperante y paralizante… horriblemente. Yo recuerdo, golpetear hasta las paredes del recinto e incluso recuero luego de la colocación del segundo pitozin, experimentar con cada contracción un espasmo muscular que me impedía, mantenerme en pie. Eso sí, ese dolor que sentía morir, ceso de forma inmediata, y total, cuando la niña salió del útero. Ahí ceso todo el dolor… inmediatamente.

Seguramente, hay muchas mujeres, que así como sienten dolor, otras no sienten nada, en este caso, ninguna de mis amistades referiría haber parido sin dolor y sin sentir las contracciones, pero la generalidad es que si las sentimos, así que a respirar bien y tener mucha paciencia.

Artículos Recomendados:

Hasta la próxima!!!

Lcda. Mary Rondón.



Leave a Reply

Alimentos para evitar y combatir la anemia infantil

Alimentos para evitar y combatir la anemia infantil. Para que un niño nazca sin anemia, es de vital importancia que...

Cerrar