Plantas que curan el hígado

Plantas que curan el hígado. El hígado es el órgano que efectúa más de quinientos funciones específicas, lo más importante es que se encarga de desintoxicar el organismo, así mismo sintetiza grasas, proteínas y metaboliza satisfactoriamente las sustancias nutritivas, brindando al organismo solamente las sustancias que sean necesarias.

El hígado es uno de los principales órganos que se encarga de eliminar los desechos, de fabricar el colesterol necesario, de alimentar a los músculos, de regular las hormonas, de fijar las grasas, de regular el desempeño de los otros órganos, de fabricar la urea, de formar anticuerpos, de almacenar hierro y cobre, etc.

Nota – La planta medicinal más importante y recomendable para curarse del hígado es sin menor a duda la achicoria. La achicoria pertenece a la familia de las verduras de hoja verde y se consume en ensaladas.

A continuación le dejo una lista de otras plantas naturales y frutas que son indispensables para curar el hígado:

Romero: El romero es una planta que contiene muchas propiedades medicinales y siempre se debe emplear con precaución. Es una planta que mayormente se utiliza en casos de fatiga física, colitis, vértigos, depresiones, digestiones dolorosas y lentas.

Las propiedades que contiene el romero poseen un gran efecto diurético, por eso es una de las mejores plantas que combate las afecciones hepáticas y la Ictericia. También es una planta que posee un gran efecto cicatrizante.

El romero se prepara de la siguiente manera: coloque a hervir un litro de agua durante quince a veinte minutos, luego añada cincuenta gramos de romero fresco o seco y déjelo que hierva unos tres minutos más. Seguidamente apague el fuego, déjelo reposar por un momento y después cuélelo. Este preparado lo debe tomar principalmente en ayunas y una hora antes de cada comida.

infusion-de-remero-para-el-higado

Manzana: Las personas sedentarias poseen un hígado deficiente y para tratarlo deben comer manzanas bien maduras. Este tipo de manzanas ayudan a expeler los nocivos desperdicios. Las personas que sufren de dispepsia deben comer manzanas cocidas. Para facilitar correctamente el funcionamiento del hígado, es recomendable comer una o dos manzanas antes de acostarse.

Las Uvas: Para lograr curarse del hígado con uvas se recomienda los siguiente; el primer día tiene que comer medio kilo de uva y cada día vaya aumentado hasta que logre comer tres kilos de uva diariamente. Las tomas las debe dividir en tres raciones: la primera la debe comer en ayunas, la segunda una hora antes del almuerzo, y la tercera dos horas antes de dormir. Las uvas son muy recomendables para tratar enfermedades gastrointestinales, cálculos hepáticos, acidez gástrica, dispepsia, ictericia y diarrea crónica.

Alcachofas: Las alcachofas contienen gran cantidad de alcaloide y Cinarina, por eso son ideales para el tratamiento y curación de todas las afecciones al hígado. De este alimento se puede emplear las hojas y las cabezuelas. Lo único que debe hacer es: en un litro de agua coloque veinte gramos de hojas o raíces de alcachofa y póngalo que hierva unos quince minutos, luego proceda a filtrar el contenido y endúlcelo con miel de abeja. Diariamente debe beber dos tazas de este preparado una hora antes de cada comida.

También le recomiendo leer los siguientes artículos:



Leave a Reply

Cómo Guardar Las Células Madre Del Cordón Umbilical

El poder de las células madres Desde que se decodificó el código genético se ha desarrollado una carrera para interpretarlo...

Cerrar