Estimulacion Temprana Para Bebes De 6 Meses

Aprende a estimular a tú bebe a los seis meses de nacido

En un mundo cada vez más cambiante donde se impulsa a tener mayor competitividad en todos los ámbitos debido al nivel de exigencia que demanda de nosotros, nada escapa a la rigurosidad que nos establece alcanzar determinados niveles que nos consideren dentro del nivel de la normalidad. Es lógico que haya estándares en los cuales se mide el desarrollo de la vida humana, desde su más tierno inicio, los bebés muestran determinadas características y rasgos que deben ser adecuadamente interpretadas e incentivadas orientándolas para que sean reforzadas y multiplicadas.

images2

El desarrollo madurativo del bebé está ligado estrechamente con su desarrollo fisiológico y a partir de un mayor estudio de estas áreas iníciales de formación, se obtendrá una gran cantidad de información valiosa que será en muy alto grado, capaz de poder determinar de manera asertiva su futuro desarrollo y si este se ejecutará dentro de los parámetros ideales.

Desde el inicio de la gestación, la madre debe someterse a una serie de controles pertinentes que irán narrando la gestación del feto, cada uno de dichos controles deberán espaciarse en tiempos adecuados y por lapsos específicos, ya que en determinados periodos se deben monitorear los cambios en el feto que marquen su adecuada madurez, y así como sucede dentro de la barriga de mamá, luego del alumbramiento, estos controles obstétricos se convierten en controles pediátricos mensuales, iniciando una cercana observancia de la cantidad de destrezas que vaya alcanzando el bebé.

A qué elementos debes prestar atención para el buen desarrollo de tu bebé

Tal y como en los tres primeros meses, los bebes deben saber girar su cabeza sin impedimento y a libre voluntad, a los seis meses deben alcanzar la destreza de sentarse solos sin ladearse, habilidades que a esta edad de vida se irán fortaleciendo para finalmente alcanzar una determinada destreza. De igual modo, los seis meses es una edad esencial para iniciar el gateo con soltura y coordinación en cuatro puntos.

images

La gran ayuda para que estos conocimientos de las destrezas se logren de forma óptima y su observancia sea presenciada debe contar con toda la participación de los padres, quienes son los que comparten de forma más cercana con el bebé la primera etapa de su infancia.

Y son ustedes, queridos padres, quienes deben adiestrarse para que presencien todas esas habilidades alcanzadas por su bebé diariamente; pero sobre todo estar muy atentos, porque si estas no suceden como deben, es necesario que sean capaces de propiciarlas de la mejor manera posible a través de la estimulación temprana.

Estimulación temprana y ejercicios prácticos para tu bebé

La estimulación temprana podemos definirla como un conjunto de estrategias de las que un grupo de especialistas dotan a los padres y tutores para que por la mediación de determinados ejercicios que se apliquen al bebé, este pueda alcanzar paulatinamente las habilidades requeridas en su nivel cronológico dependiendo de su edad de vida.

image3s

Esta estimulación temprana tiene una cantidad incipiente de ítems a cumplir y están divididas en áreas especificas, tales como: La psicomotricidad, que es la capacidad de sincronizar idóneamente el pensamiento con la acción y se manifiesta en las habilidades como gatear con soltura y coordinación en cuatro puntos, la capacidad de sentarse solo, de pasar un objeto de una mano a otra, de agarrar un objeto pequeño con el índice y el pulgar (llamada pinza fina), retirar los palitos de un tablero, encajar el circulo en el tablero de formas, sacar objetos fuera y dentro de un recipiente, construir una torre de dos bloques y el aplaudir.

En cuanto a la comunicación, es la habilidad de transmitir necesidades o pensamientos a partir de un lenguaje entendible o el esbozo de este. Debe iniciar con aptitudes tales como el laleo y jerga con balbuceo, responder a las voces o a las caras que conoce con una mirada o sonrisa, dar un objeto si se pide, voltear al oír su nombre, negar con la cabeza, llamar a mamá, papá o a una persona conocida con laleo o jerga comunicativa, tener reacciones evidentes ante los sonidos, entender la palabra no y dejar de realizar la acción ejecutada, señalar para pedir, entre otras.

En el área cognitiva, la cual está enfocada en el conocimiento, el bebé de seis meses de edad debe lograr imitar gestos como los de tirar un beso, guiñar los ojos, señalar una parte del cuerpo, busca con la mirada y señalar en forma simultánea cuando se le pregunta dónde está la ubicación de determinado objeto, mostrar interés por un libro de dibujos, demostrar la intención de buscar un objeto escondido ante su vista, explorar los objetos de diferentes formas cuando se les da entre sus manitas, los sacude, golpea, intenta sonarlos, los tira o los suelta.

images1

Otro nivel es el socio afectivo, definido como las manifestaciones de amor que muestra el infante en su primera etapa y que siempre es exteriorizada hacia las personas más cercanas que le demuestren amor. Existen además marcados rasgos de atención tales como jugar a esconderse y a aparecer luego, le gusta observar el juego cuando otros lo hacen participando en él a través de la agitación de sus manitas, con sonrisas y jerga intensa, saluda a sus personas queridas o dice adiós con la mano, sonríe cuando alguien juega con él o ella, hace sonidos o gestos para llamar la tención de los adultos cuando estos tienen otro centro de atención, muestra deseos evidentes de que lo carguen izándose o moviendo sus brazos utilizando el laleo o la jerga comunicacional.

Pasando al ámbito de la autonomía, que es donde se reúnen las capacidades esenciales que va desarrollando el infante desde sus inicios más tiernos para realizar procesos por sí solo, se cuenta el control del babeo, el manejo adecuado de la masticación de sus alimentos para poder propiciar la habilidad de tragar y digerir de buena manera, ir realizando de manera progresiva el uso de la taza con asas para beber, aún cuando al inicio de esta actividad se deba hacer con ayuda; estirar los brazos para propiciar meterlos en los huecos de la ropa mientras lo visten, el poder alimentarse con los dedos por sí sólo, comiendo pedazos de  galletitas o pan, y por último, tener la habilidad de sostener su tetero con sus manos mientras lo toma en posición sentada.

Atentos a cualquier cambio de actitud o de no lograr algún ejercicio de estimulación

Lo primero que debes hacer como padre o madre, es observar de cerca los ejercicios que apliques a con tu bebé para estimularle. Si notas que hay algunos de estos ejercicios que el bebé no logra hacer, ya sea por el llanto, la inamovilidad de alguna extremidad o de no seguir con la vista algunos objetos, falta de risa, balbuceo y otro síntoma extraño, mantén la calma y solicita una cita a su médico pediatra, cuéntale detalladamente el caso y él sabrá asesorarte correctamente.

image5s

Muchas veces, y sobre todo si se es padre o madre primeriza, solemos angustiarnos por cualquier detalle que creemos pueda ser una característica negativa en el desarrollo del bebé, sin embargo, la mayor parte de los casos pueden ser producto de alguna molestia física del infante, como un refriado, un gas o simplemente a una necesidad como es el hambre o el sueño.

Nuevamente, te recomendamos estar atento, practicar con tu bebé estos ejercicios de estimulación temprana para los seis meses de edad y verás que estarás ayudando a su desarrollo normal, porque sabemos que es lo mejor de tu vida, ahora a cuidarlo y disfrutar de su crecimiento como debe ser.

Actividades para bebes de 6 a 8 meses



Leave a Reply

Ejercicios Para Estimular El Gateo De Tu Bebé

Cuando llegan cercanos los 7 meses, ya tu bebe puede estar convertido en todo un campeón del gateo a punto...

Cerrar