El A B C De Los Cuidados Del Bebé

¡Con mucho amor y amor!

Desde que recibimos la confirmación de que estamos esperando un bebé, la incertidumbre,  el nerviosismo y la alegría nos invade. La que haya estado en gestación sabe a lo que me refiero. No es que estemos tristes. ¡NO! Todo lo contario, alegría,  euforia y mucha energía positiva llena todo nuestro ser.

Me refiero a la responsabilidad de criar un bebé. De hacernos responsables de él y hacer que todo nuestro empeño se convierta en una mujer u hombre de bien, sano, inteligente y próspero. Si las madres, soñamos que nuestro hijo o hija sea lo mejor y para ello invertimos todo el esfuerzo posible.

Pero pensamos en un futuro, hoy nos preguntamos ¿Cómo voy a cuidar a mi bebé? He estudiado, he trabajado pero, nadie me ha enseñado sobre este tema. Tranquila, este artículo trata este tema y te dará orientaciones precisas para que esta etapa sea lo más bonita, tranquila y placentera.

BEBE 3

Cuidándolo desde el vientre

Es importante que tengas presente que tu bebé te escucha desde las primeras semanas de embarazo. Por ello, te invitamos a que le hables continuamente. Acaricia tu pancita, el contacto físico es importante para el desarrollo físico y emocional de tu bebé. Acude a tus controles médicos en forma puntual. Come mucha fruta y vegetales, esto hará que vayas con frecuencia al baño y te haga fácil la digestión. Camina por lo menos 20 minutos en los primeros meses, a medida en avances en el embarazo tendrás mayor peso y es preferible que descanses. Toma suficiente agua y pasea, ve cosas bonitas. Sé feliz todo ese sentimiento te hará disfrutar de esa etapa.

BEBE 4

Ya en los brazos

Una vez que haya nacido tu bebé es importante que tengas presente que “criar”, como decían las abuelas, es una etapa de adaptación. Si de adaptación, tanto tuya en tu nuevo rol, como el bebé que debe ir aprendiendo en un mundo que le es extraño.

Recuerda que tienes todo el tiempo del mundo, que esta etapa es para los dos. Nada de presión. Lo importante de estos primeros días es darle amor y más amor a tu bebé. Para ello te recomendamos: Hazte una simple rutina diaria que se ajuste al horario de lactancia del bebé.

Duerme cuando el duerme y estés despierta cuando el lo esté. Así no estarás trasnochada y cansada. Abraza a tu bebé, cuando lo alimentes debes introducir el pezón en forma completa para que pueda mamar bien. No te apures. Háblale cuando lo amamantes, tranquilízalo, dile que tú estás ahí.

BEBE 2

Otro de los puntos es el aseo, un bebé recién nacido no requiere de mucho aseo. Un baño de esponja es suficiente para refrescarlo. A medida que crezca, en esa medida le darás un baño más completo y largo. No uses productos cosméticos de fuerte fragancia. Los especialistas afirman que causan rinitis en los bebés. Su aroma natural es maravilloso. Atrévete a olerlo y memoriza esa fragancia natural pues, es su olor de origen y es único. Es importante que tome sol todas las mañanas unos 10 minutos.

Por otra parte, aunque no tiene que ver con el bebé directamente, es necesario que tengas tu tiempo para ti, así sea media hora para bañarte, cambiarte de ropa y para comer sano. Aprovecha mientras él duerme. Si estás ansiosa apóyate en tu mamá. Ella tiene experiencia y te puede dar buenos consejos. Así te relajarás y atenderás sin nervios al bebé.

A medida que crece en su primer año

Es importante que  la relación entre madre e hijo o hija se mantenga, Ustedes son un dueto maravilloso de comunicación y amor eterno. Empieza por contar las horas en que come. Con la orientación de tu pediatra establece un horario de comida para regularlo y empezar una disciplina que le permita comer, jugar, Bañarse y compartir con papa y la abuela.

Hasta los seis meses es importante que lo amamantes en forma exclusiva. Hay otros especialistas que afirman que debe durar un año. A partir del año o, cuando tu pediatra lo señale puedes incorporar sopitas o colados de verduras con pollo junto a jugos de frutas sin azúcar la fructuosa es suficiente para tu bebé.

BEBE 1

También es tiempo de incorporarle ejercicios para fortalecer su musculatura. Puedes jugar con él moviendo sus piernitas y brazos, este le ayudará a la hora del gateo. En esta edad puedes jugar con él y enseñarles muchas cosas nuevas. Haz de su baño el momento predilecto de juegos y recuerda abrigarlo bien.

El otro punto importante mantenlo limpio y seco para evitar quemaduras ante la exposición de heces y orina. Recomiendo lavarlo y colocarle una buena crema protectora.

El otro punto que debes tener presente son sus esquemas de vacunas y consultas con su pediatra. Y para finalizar dale mucho amor. Esta es una etapa de crecimiento emocional y físico de ambos: madre e hijo.

Recomendados:

Si te ha gustado este artículo envíanos tus comentarios y/o tema que quieras que tratemos en ediciones futuras. Un gran abrazo y disfruta tu nuevo rol: de mamá amorosa. Recuerda visitar nuestro blog con más frecuencia. 



Leave a Reply

Modernos Vestidos Para Bebé Niña

La moda de los bebés también tiene tendencia, tiendas especializadas, diseñadores y colecciones para todas las temporadas del año. Pero,...

Cerrar