Cuidados especiales para el embarazo

Recuerda, las mujeres sanas siempre tienen bebés sanos, en este artículo solamente se pretende dar soluciones a las dudas más comunes que se presente durante el embarazo. Por eso, es muy importante que las futuras madres empleen la lógica y sigan unos consejos prácticos, para que su embarazo sea saludable y tranquilo.

Lleva una saludable nutrición

Olvídate de la comida chatarra. Normalmente durante el embarazo se gana unos kilitos de peso y no hay que preocuparse, porque es algo normal. Pero, por eso no tienes que abusar de las comidas grasas, comida basura o dulces y darse al abandono. Más bien, es mejor que trates de llevar una dieta que sea equilibrada, en donde siempre estén presentes las verduras, frutas y cereales integrales. Realiza varias comidas diariamente en las que jamás tienes que comer cantidades grandes. Ojo, evita las grandes comilonas y el distanciamiento excesivo entre comida y comida.

Come carne bien preparada o cocinada. Es muy importante también, aconsejarte de que no debes comer carnes poco preparadas o crudas, carnes semi-crudas o embutidos. Cuando consumas carne, ésta tiene que estar bien preparada o cocinada. Toda la verdura y fruta que vaya a ser consumida, tiene que ser lavada correctamente.

Consume alimentos ricos en calcio. En las embarazadas es fundamental el aporte de calcio adicional. Por lo tanto, es aconsejable que añadas a tu dieta leche y derivados de la leche, sardinas, brócoli, zumo de naranjas u otros alimentos que sean ricos en calcio.

Toma bastante agua. También es importante que tomes abundantes líquidos. Para cualquier embarazada es excelente tomar dos litros de agua pura al día. Incluso, es importantísimo añadir un suplemento de ácido fólico para prevenir las malformaciones en el bebé. Este suplemento tiene que darse durante los primeros meses de embarazo o un mes antes de la concepción.

Evita o limita el consumo de cafeína. Se recomienda también reducir al mínimo el consumo de té, de café, de refrescos, y de chocolate. Se ha demostrado que el aborto espontáneo también se puede dar por la ingesta excesiva de cafeína.

dieta-embarazo

Realiza ejercicio físico

Haz ejercicios de bajo impacto. El ejercicio físico es muy importante durante todo el tiempo que dure el embarazo. Lo recomendable es que realices ejercicios que sean de bajo impacto, siendo los más recomendados caminar y natación. Pero, también puedes realizar otros ejercicios como el tenis, el yoga o el pádel, pero si sientes fatiga, falta de aire o incomodidad, es mejor que disminuyas la intensidad y el ritmo del ejercicio que estés realizando. En la práctica de cualquier ejercicio durante el embarazo es importante que realices frecuentes paradas.

Practica ejercicio de Kegel. Aunque no lo creas, los ejercicios de Kegel son esenciales para fortalecer y para preparar los músculos, especialmente de la cavidad pélvica para el parto. La manera más fácil de aprender a controlarlos es interrumpiendo y liberando el flujo de orina durante la micción. Una vez que te identifiques y te aprendas el mecanismo, es muy importante que pongas en práctica estando sentada en una silla.

como-tener-un-embarazo-sano1

Duerme o descansa bien

Duerme ocho horas por la noche y en el día trata de darte unas siestas. El sueño debes cuidarlo de forma especial. Durante el embarazo tienes que dormir tanto como sea posible. A medida que el abdomen va creciendo, te será más difícil hallar una posición adecuada para que consigas dormir con mucha comodidad.

Duerme sobre el lado izquierdo. Tienes que dormir tumbada sobre el lado izquierdo todo lo que sea posible, de esa manera conseguirás que el útero se desplace de forma que no presione los grandes vasos (la vena cava y la arteria aorta). Este proceso ayuda a optimizar el flujo sanguíneo hacia la placenta y al bebé. Incluso, ayuda a evitar la hinchazón de las piernas.

como-tener-un-embarazo-sano2

Alimentación sana en el embarazo

- Realiza varias comedias al día. La digestión en el embarazo es más lenta, es por eso que te sentirás con una sensación de pesadez. Para evitar eso, tienes que comer poca cantidad de comida varias veces al día y olvídate de las comidas copiosas. Esto también es muy eficaz para combatir las náuseas que se producen en los primeros meses de embarazo.

El picoteo durante horas no es contraproducente para el control de peso si se escogen snacks que sean saludables como piezas de fruta, tostas, frutos secos y crudities.

- Come pescado, pero con mucha precaución. Este tipo de carne es muy recomendable para las mujeres embarazadas, porque contiene gran cantidad de omega 3 y omega 6, pero siempre tienes que limitar la cantidad de ciertas especies.

Por ejemplo; los pescados grandes como el emperador y el atún rojo, contienen grandes cantidades de mercurio, por eso es muy probable que cause daños cerebrales y neurológicos en el feto.

Los pescados pequeños que no tienen mercurio se pueden comer con total seguridad unas 3 veces semanal en el menú. Los pescados que puedes comer durante el embarazo son: salmón, atún blanco, merluza, sardinas, lenguado, caballa, arengues, anguila, jurel, verdel, trucha marina, palometa, etc. Ojo, durante el embarazo no es bueno comer pescado crudo como sashimi o sushi.

- Cuida la seguridad de los alimentos. Así como se aconseja limitar el consumo de algunos pescados que contienen mercurio, existen otros alimentos que también debes tener la misma precaución. Por ejemplo; el jamón está asociado realmente al riesgo de toxoplasmosis.

No consumas carnes crudas, así como quesos no pasteurizados y tampoco huevos que no estén bien cuajados. También debes tener mucho cuidado ante posibles contaminantes, de aquellos alimentos que provienen de cultivos transgénicos. Después de utilizar los utensilios tienes que lavarlos muy bien, así como verduras y frutas para eliminar restos de pesticidas y suciedad.

- Manténgase hidratada. Aumentar la ingesta de agua durante el embarazo es muy importante para que se mantenga hidratada. Lo ideal es que beba ocho vasos de agua diariamente. El agua es muy eficaz para prevenir algunas molestias que se presente durante la gestación, como el dolor de cabeza, el estreñimiento, y lo más importante es que previene el edema.

El agua también es apropiada para prevenir infecciones urinarias, una de las causas principales de parto prematuro. Inclusive, el agua ayuda a mantener  adecuados niveles de líquido amniótico.

- Aléjate del alcohol. Un vaso de cerveza no es malo, pero el exceso si es peligroso para el feto, porque puede poner en peligro su salud tanto de la madre como del bebé. El alcohol atraviesa la placenta y pasa al feto, y por lo tanto afecta su desarrollo.

Te recomiendo leer: 



Leave a Reply

Las Primeras Gafas de Sol para el Bebe

Unas gafas de sol son unas gafas a menudo coloreadas u oscurecidas para proteger a los ojos de la luz directa y molesta. Las monturas de las gafas de sol...

Cerrar