Conozca cómo curar y limpiar el ombligo del recién nacido

Conozca cómo curar y limpiar el ombligo del recién nacido. La parte más delicada de un bebé recién nacido es el ombligo, por eso es muy importante saber como curarlo y limpiarlo. El ombligo de un bebé recién nacido, se presenta en forma de una herida, que si no lo cuidamos adecuadamente, ésta estará expuesta a infecciones.

bebe-y-mama-felices1

Cuidados con el ombligo del bebé: Mientras que el cordón umbilical no se caiga, es muy importante mantener el ombligo bien seco, de esa manera evitaremos que le ataque cualquier tipo de infección y también ayudará a que el cordón umbilical se caiga rápidamente.

Si el ombligo o la herida no está cicatrizada, es recomendable que bañes o laves al bebé, pero sin mojar el cordón umbilical. Una vez que el cordón se haya caído, debe esperar veinticuatro horas antes de bañar a su bebé por inmersión.

Material para la cura del ombligo del bebé: Es muy buena idea que en cada momento de cambiar el pañal a su bebé, haga una cura al ombligo. Para eso, debe necesitar los siguientes materiales:

  • Caja de gasas estériles
  • Vendas o fajas elásticas de malla
  • Alcohol

A continuación le digo como cura el ombligo del bebé paso a paso: Así que, tome nota y empiece a curar el ombligo de su bebé.

1. Lo primero que debe hacer, es lavarse sus manos con bastante agua y jabón. Si en su pueblo hace bastante frio, utilice agua tibia, para evitar el resfriado.

2. Luego proceda a empapar una gasa en alcohol, enseguida utilícelo para limpiar delicadamente la base del ombligo.

2. Después emplee otra gasa y aplique con ella alcohol, especialmente en la base de inserción del cordón umbilical.

4. Una vez de cumplir los tres pasos anteriores, coja otra gasa y empápela en alcohol, para luego envolverlo alrededor del cordón umbilical.

5. Finalmente coloque otra gasa alrededor del cordón y sujétela con una faja elástica o con una venda bien limpia, trate de no apretar mucho el abdomen de su bebé.

Recomendaciones importantes que debe tener en cuenta:

NO usar ombligueros. Antiguamente a los recién nacidos se los colocaba ombligueros, son pañales que cubren el ombligo hasta que se seque completamente, pero ahora se ha llegado a demostrar que es muy peligroso, porque producen lesiones en la piel.

Tampoco se recomienda usar vendas, porque aprietan mucho el abdomen y son muy incómodas. También deje de lado los esparadrapos, ya sean de tela analérgica o papel, porque éstas producen lesiones en la piel del pequeño.

NO emplear fajas. Muchos siguen creyendo que las fajas curan y facilitan la rápida curación del ombligo, pero no es así. Las fajas son muy incómodas para un bebé recién nacido, incluso pueden provocar al bebé vómitos o no podrán respirar cómodamente.

NO utilizar bolas de algodón. Tampoco es una buena idea secar la herida del ombligo con bolas de algodón, es mejor que utilice gasa esterilizada y siempre deje el ombligo al aire. Si tapa la herida completamente, aumentará la humedad y el ombligo sufrirá de infección.

Cuidado. Jamás trate de arrancar o tirar el cordón, porque se producirá una hemorragia peligrosa. Para evitar que la zona del ombligo se irrite, no deje la gasa mojada en alcohol por mucho tiempo sobre el ombligo.

NO curar con productos a base de yodo. Estos son productos antisépticos, pero no se recomienda para el recién nacidos o lactantes, porque se absorben a través de la piel y pueden llagar a producir alteraciones en la función de la tiroides.

También le puede interesar…



Leave a Reply

Estimulación de Niños con Discapacidad

Todos los padres así como tu deben saber que las estimulación es muy importante para que los niños con discapacidad...

Cerrar