Como Tratar Los Trastornos Digestivos En Bebés

El aparato digestivo es el encargado de recibir alimentos, fraccionarlos en sus componentes esenciales, absorber sus nutrientes para incorporarlos al flujo sanguíneo y eliminar los restos no digeribles. Todo este proceso tiene la finalidad de proveer al organismo de elementos necesarios para formar y nutrir a las células y proporcionar energía.

Este conjunto está formado por el tracto gastrointestinal, que a su vez está integrado por boca, garganta, esófago, estómago, intestino delgado, intestino grueso (colon), recto y ano, así como por otros órganos encargados de secretar sustancias útiles para la digestión, como páncreas, hígado, glándulas salivales y vesícula biliar. Un sistema digestivo saludable procesa la comida a través de los siguientes pasos:

Trastornos Digestivos Bebes1

  • Se ingieren los alimentos a través de la boca, que también se encarga de masticar (cuando ya hay dientes), agregar saliva y deglutir, es decir, tragar el bocado. Todos estos actos son controlados conscientemente.
  • La comida pasa al esófago, que es un tubo que se conecta con el estómago; en esta unión se encuentra un anillo de músculos que funciona como "válvula" (esfínter esofágico inferior) para evitar que el alimento regrese.
  • El estómago se encarga de generar sustancias especializadas (enzimas y ácido clorhídrico) para mezclarlas con los alimentos, a fin de fraccionarlos en moléculas y dejarlos libres de microorganismos.
  • Al concluir, el estómago vacía su contenido hacia el intestino delgado, donde se agregan jugos del páncreas e hígado que facilitan su aprovechamiento. Las paredes de esta parte del tracto también absorben nutrientes y los incorporan a la sangre.
  • La comida pasa al intestino grueso, donde principalmente se obtienen agua y minerales. Además, aquí se encuentra la mayoría de las bacterias que ayudan a los procesos digestivos (flora intestinal).
  • Finalmente, los productos de desecho y células más viejas que se desprenden de las paredes del tracto gastrointestinal se desechan a través del recto y ano.

Trastornos Digestivos Bebes

Los Trastornos Digestivos Del Bebé

Los cólicos. Los cólicos, o dolor de vientre, son uno de los trastornos leves más frecuentes en el recién nacido, sobre todo cuando se le alimenta con biberón. Provocan fuertes llantos, que a menudo se calman en cuanto puede evacuar o expulsar los gases.

Para mitigar estos dolores, puedes darle masajes en el vientre, de abajo hacia arriba y en el sentido de las agujas del reloj. El contacto con el calor de tu piel o con una bolsa de agua caliente también puede calmarle. Ponlo, por ejemplo, con el vientre en contacto con tu propia piel.

Los cólicos pueden tener diversas causas, pero cuando son frecuentes y el bebé es alimentado con biberón, un cambio de leche suele ser la mejor solución para mejorar la situación. Pide consejo al pediatra.

Las diarreas. Si le das el pecho, tu hijo hará unas deposiciones de una consistencia y un color particulares: serán poco consistentes, granulosas y de un color amarillo dorado. Si le das el biberón, sus deposiciones serán poco consistentes y de color claro.

Enseguida te darás cuenta de si el bebé tiene diarrea, ya que sus deposiciones serán diferentes, aún más líquidas y más frecuentes. En cualquier caso, tanto si le das el pecho como si le das biberón, debes consultar al médico enseguida, dado que en los neonatos el riesgo de deshidratación es importante; es imperativo iniciar un tratamiento de inmediato. Normalmente, las diarreas en el bebé tienen un origen infeccioso.

Trastornos Digestivos Bebes3

Qué Hacer Para Solucionar Los Trastornos Digestivos Del Bebé

La Terapia Distal es una especialización dentro de la disciplina de Osteopatía Infantil, que se practica por osteópatas, fisioterapeutas y matronas específicamente formados para ello, y que cada vez más pediatras recomiendan para solucionar los trastornos digestivos del bebé.

Consiste en sencillos masajes basados en suaves presiones que siguen en movimiento natural de las vísceras los bebés. Estas maniobras ayudan al niño a expulsar los gases y estimulan las vísceras para que trabajen al mismo ritmo y supere los descompases evitando así los pinchazos y la fermentación de la leche.

Esta Terapia no es en absoluto dolorosa y cada sesión dura alrededor de media hora. Es posible que el niño esté un poco inquieto durante las 24-48 horas tras el masaje, pues necesita un proceso de adaptación, pero pasado ese tiempo la mejoría en el bebé es espectacular.

Trastornos Digestivos Bebes2

Cómo Y Cuándo Se Debe Llevar Al Bebé A Terapia Distal

Los problemas digestivos suelen aparecer a partir de los primeros 15 días de vida y a partir de ahí  comienza una curva ascendente que puede ir complicándose. Para evitar este agravamiento de la situación, se recomienda acudir a Terapia en cuanto se detecten los primeros síntomas de trastornos digestivos.

Para una consulta el bebé debe estar tranquilo y relajado, no es recomendable que acuda en medio de un cólico o que tenga hambre. Tras la toma es un momento perfecto para recibir los masajes. No obstante, también se pueden realizar los masajes mientras el bebé está siendo amamantado.

Muchas veces los padres no saben lo que le pasa exactamente al bebé, por ello en la primera sesión se hace una palpación y se detecta el problema. Es a partir de ese momento cuando se explica a los padres lo que tiene el niño y qué tipo de masajes se le darán.

Vídeo:

Artículos Relacionados…



Leave a Reply

Consejos para cuidar la ropa de los niños

Consejos para cuidar la ropa de los niños. Los pequeños de la casa siempre tienen que lucir guapos y limpios,...

Cerrar