Cómo Saber si los Niños son Intolerantes a la Lactosa

A una gran cantidad de niños, el tomarse un vaso de leche fría durante el almuerzo, significa una tarde de gases, diarrea y calambres. Así que los niños que luego de tomar productos lácteos sienten este tipo de desagrados, es muy probable, que padezcan de intolerancia a la lactosa. La intolerancia a la lactosa es producida por la discapacidad de asimilar la lactosa, el primordial azúcar de los productos lácteos, como la leche.

Este problema de la intolerancia, se produce cuando el organismo origina una escasa cantidad de enzima lactasa. La lactosa es divida por la enzima lactasa, en dos azucares que son mas pequeños, los cuales llevan por nombre de galactosa y glucosa. Cuando en el organismo, no existe bastante lactasa, la lactosa no se puede dividir en el intestino delgado, causando que ésta, ingrese al intestino grueso, dando pase a que las bacterias se fermenten, transformándose así en ácidos y gases.

Síntomas característicos que presentan los niños con intolerancia a la lactosa

Los síntomas frecuentemente se presentan, luego de media o dos horas que el niño haya consumido productos lácteos, y estos malestares mayormente se alivian, dejando de consumir dichos productos. Y si estos productos lácteos son consumidos en abundancia, los malestares pueden ser peores, ya que puede causar un cólico abdominal, gases o flatulencia, distención abdominal, náuseas y hasta la pérdida de peso y un crecimiento tardo.

Lo que debe hacer cuando detecte que su niño es intolerante a la lactosa

Al momento que descubre, que su niño es intolerante a la lactosa, debe descartar los productos lácteos, de la dieta del pequeño, por una semana o dos. Este acto ayudara en algo a solucionar dicha dificultad. Una vez que haya pasado ese tiempo, debe agregar a la dieta, pequeñas cantidades de leche.

Cada día puede ir aumentando la cantidad de leche en la dieta del niño, y siempre poniendo mucho cuidado, para ver si los síntomas regresan. Es recomendable que siga dándole el resto de alimentos mientras esta a prueba, ya que existen alimentos que provocan síntomas iguales.

Si los síntomas desaparecen mientras el niño lleva una dieta sin lácteos, y éstos  mismos vuelven a aparecer después de cuatro horas que el niño haya consumido lácteos, entonces considere que su niño sufre de intolerancia a la leche.

buena-salud

Tratamiento

La mayor parte de las personas que sufren con intolerancia a la lactosa, pueden consumir una vez hasta media taza de leche, sin sentir los síntomas. Ya si las porciones a consumir, son mas grandes, entonces si pueden producir los síntomas de intolerancia a la lactosa.

Los siguientes pueden ser más fáciles de digerir por dichas personas:

* Los quesos y la mantequilla de leche, contienen menos cantidad de lactosa que la leche pura.

* Los quesos curados o duros, los helados y las malteadas.

* La leche de cabra.

* La leche de vaca que es tratada con lactasa.

* La leche de arroz para niños pequeños.

* La leche de soya para niños pequeños.

* Fórmulas de soya para bebes menores de dos años.

* Los productos lácteos que son fermentados como el yogur.

* Productos lácteos y leche deslactosados.

Es muy aconsejable leer las etiquetas de los alimentos; ya que la lactosa lo podemos encontrar incluso en alimentos que no son lácteos, como en algunas cervezas.

También te puede interesar...



Leave a Reply

Cómo Enseñar E Incentivar A Un Bebé A Caminar

Yo no me la llevo muy bien con mi suegra, esa es una historia cruenta y muy ruda de contar,...

Cerrar