Como Relajar Al Bebé

¿Cómo relajar al bebé?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Duérmete mi niño que tengo que hacer! ¡Lavar los pañales, planchar y coser!... 

Existen niños que son muy dóciles y tranquilos, apenas se despiertan, son alimentados hacen algunas necesidades y vuelven a dormir, sobre todo los primeros días. Pero hay muchos otros que requieren de mayor paciencia, debido a que son muy activos. 

¿Cuántas estrellas hay en el cielo? ¿Cuantas habrá en el fondo del mar? ¿Porqué es azul el cielo? y ¿Porqué también es azul el mar?

La verdad muchos genios de la humanidad han sido niños muy inquietos, los cuales han manifestado su carácter desde que estaban en el vientre de sus madres. Así que no te asustes si sientes que tu bebé es un poco diferente. En realidad todos lo somos. 

¿Necesitas ayuda para relajar a tu bebé? ¡Tómalo con calma!

En la actualidad existen muchas formas de relajar a tu bebé. Basta con mirar un video en youtube o visitar algún blog que brinde técnicas para la relajación infantil. Sin embargo, sabes que tu bebé es un ser único e irrepetible y que sólo tú vas ir descubriendo cual es el camino y la manera en la que se siente más tranquilo y protegido.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Antes de relajar a tu bebé debes estar relajada tú, entiende que, si llora es porque es su manera de comunicarse contigo, y decirte que te necesita, es por ello que evites perder los nervios concéntrate en lo hermoso y perfecto que es tu bebé, mira sus manos, su inteligencia, su olor, mira lo feliz que te hace.

¿Qué necesita el bebé para relajarse?

Antes de responderte esta pregunta quisiera responderte con una nueva pregunta ¿Por qué un bebe debería estar preocupado o tenso? Es algo difícil de explicar ¿verdad? Si, ellos son tan inocentes. La respuesta está en ti, la conexión con tu bebé no culmina al momento de que el cordón umbilical es cortado. Emocionalmente y psíquica mente la conexión perdurará durante toda la vida, pero psicológicamente probado, los primeros 7 años de vida son de gran importancia en la conexión emocional entre madre e hijo.

¡Escúchate, obsérvate, escúchelo, obsérvalo!

Es por ello que es importante que durante el proceso de desarrollo del niño que inicia desde los primeros días de gestación, la madre cuide sus pensamientos y emociones. Ya que ellas incidirán directamente en el desarrollo y crecimiento de tu bebé. A parte de la información genética que ya el traiga en sus genes.  Suena complicado lograrlo en la velocidad de la vida de hoy día, sin embargo te dejo algunas recomendaciones:

Genera un clima de tranquilidad

Es importante un clima de tranquilidad emocional, psicológica y espiritual, si tu embarazo fue planificado por lo general ya debes tenerlo. Pero si no fue así inmediatamente debes generarlo. Ya que decidiste crear vida para este mundo. Si cuentas con una pareja estable, traten de equilibrar los gastos y organizarse, tienden a ser los motivos económicos los mayores generadores de tensión entre las parejas. Si no tienes pareja trata de apoyarte en un familiar cercano y de lidiar con las tensiones diarias con la mayor tranquilidad y paciencia posible.

¡Respira!

Realiza rutinas para salir a caminar, a respirar, realiza ejercicios de meditación, antes durante y después de alimentar a tu bebé así lo recargaras no sólo de nutrientes sino de tu mejor energía vital.

¡Confía!

Eres madre, eres creadora de vida, escúchate, préstate atención, cuídate y valórate, en la medida que lo hagas contigo misma serás capaz de transmitirlo a tu bebé y a tu pareja. Confía en la vida, todo saldrá bien. Son el mejor equipo. 

¡Diviértete! ¡Crea!

Las rutinas son poderosas, y más cuando deseamos una estructura que nos permita, descansar y seguir cumpliendo con los diferentes roles de  la vida: mujer, esposa, profesional, etc. Durante  los primeros meses ofrécele a tu bebé un tiempo de calidad que se estructure en los diferentes momentos del día y que le permita asociar las rutinas con las acciones que deseamos: relajarse, dormir, comer, juego, descubrimiento, calor de padres, calor de abuelos y todas aquellos momentos que deseemos ir incorporando durante su desarrollo. Una rutina divertida y significativa para ambos hará que los días sean geniales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Abrazo de oso! ¡Mamá canguro!

Durante los primeros meses de vida esto es fundamental, el calor de los padres refuerza la sensación de seguridad en tu bebé. Incluye en tu rutina una sesión de abrazos diaria. Pueden hacerlo sin camisa, en la intimidad del hogar. Este es un tipo de terapia probada que mandan a hacer sobre todo en bebés que están convalecientes.

¡Acaricíalo! ¡Masajes para bebes!

Estimula su cuerpo con cuidado y atención observa sus zonas más sensibles  respétalas. Incorpora a tu rutina diaria una dosis de masajes, durante el momento del día que más se adapte a tus necesidades.  Existen distintos masajes y herramientas para bebés acá te dejo este video.

¡Regálele su voz! ¡Regálale buena música!

Seguro que ya conoce muy bien tu voz, y estoy segura que le encanta. Háblale, conversa con él, recuerda que es tu mejor amigo, te conoce desde tus adentros. Cuéntale pequeñas historias, cántale las más hermosas canciones de cuna. Léele poesía. Colócale música que estimule su cerebro y su ser. Y sobre todo disfruta mucho mientras lo haces. Éxitos.

Esta es la historia de una madre maravillosa que cultivaba su mente y su espíritu para criar al bebé mas sano, inteligente, capaz, creativo y audaz. Que fuera el adulto ideal para salvar la humanidad de las atrocidades del siglo. Para ello, esta súper mamá tuvo que...

Y su nombre era: 

Continúa tu, la historia desde el corazón de tu bebé. 

Recuerda que lo que cultives en tu bebé será lo que cosecharás tiempo más tarde. Te deseo mucho éxito y felicidad. Y si alguna vez dudas, recuerda siempre a tu niña interior. No será facil pero amor hace todo posible. 



Leave a Reply

¿Cómo debo cuidar a un niño autista?

¿Cómo debo cuidar a un niño autista? Aunque no lo crea, los niños autistas requieren de unos cuidados especiales y...

Cerrar