Cómo Elegir Un Médico Para Tu Bebé

Son tantas las cosas que hay que escoger en nuestro bebé, la fecha y hora de nacimiento si es una cesárea, el nombre, la ropa con la que saldrá de la clínica u hospital, dónde dormirá, que comerá, si se le dará pecho de manera exclusiva, como debe ser durante los primeros 6 meses, sus implementos de limpieza, los juegos, las rutinas de higiene y por supuesto: el médico. Es la primera persona externa que los tocará, estará con ellos y nos dirá como va su crecimiento o dará sus consejos para garantizar una infancia tranquila y sana.

Después tendremos que escoger el colegio, su maestra, su peluquero etc., pero esa es otra historia que la contaremos más adelante

pediatra mocos bebes ninos

Y cuándo es el mejor momento??

Después del nacimiento el medico obstetra que nos atendió en el parto es el primer contacto con un médico y nuestro bebé; luego durante los primeros 7 días el neonatólogo velará por su crecimiento y evolución, estará pendiente de las vacunas que debe tener, los reflejos, tamaño, peso, talla de circunferencia craneal, brazos, piernas, color de la esclerótica de los ojos, reflejo de la visión, color de la piel, aprensión y así seguir muy de cerca su adaptabilidad a nuestro ambiente. Luego la segunda visita puede será los 15 días o al mes y seguir chequeando su evolución. Pero luego si el médico neonatólogo no es también pediatra de los siguientes estadios de crecimiento o tenemos otra opción podemos escoger el médico de nuestro bebé. Los pediatras son muy importante para garantizar el crecimiento y la salud del bebé. Por eso su escogencia es de vital importancia para nosotras las madres. Este médico puede ser el médico que fue nuestro pediatra, algún familiar o un médico muy eminente. Existen pediatras con alguna especialidad particular o pediatra general, también pediatras homeópatas y holísticos según nuestras creencias.

Lo más importante es que debemos sentirnos seguras con él, que haya una buena comunicación y que pueda entender las angustias, sobre todo de las madres primerizas, por no saber qué le pasa al bebé y si él también es padre es un punto a su favor.  Y responder las llamadas o mensajes telefónicos cuando haya una emergencia.

Y la relación con el médico crece con nuestro bebé

bebe doctor

Después del primer mes de nacido un niño sano debe asistir al médico cada tres meses hasta el primer año y luego cada seis meses hasta los tres años y luego por lo menos una vez al año para el seguimiento de niño sano hasta la adolescencia que la frecuencia disminuye mucho.

Pero esto es ideal  ya que los bebés están expuesto a tantas cosas que a menos que estén en un ambiente aislado siempre tendrán algo porque consultar al pediatra. Por ejemplo, cuando le aplicamos las vacunas a nuestros hijos los efectos secundarios que pueden causar pueden ser fiebres, una de las cosas más peligrosas, angustiantes y desesperantes que debemos atender inmediatamente; lo más recomendable es sacarlo al hospital más cercano para su atención médica porque no se debe dejar que esta suba, pero si no tenemos hospital o clínica cerca, y se tiene experiencia con otros hijos podemos tratar de bajar la fiebre en la casa con baños de agua, algún medicamente recetado por el médico y utilización de arcilla en la barriguita, si nada de esto funciona no dude en llamar al médico y buscar de la forma que sea, llegar a un centro asistencial más cercano.

Otro caso que debe atenderse de emergencia son los vómitos y diarreas, los bebés son susceptible a los cambios en la dieta de la mamá que está amamantando porque ellos son una esponjita que todo, todo lo absorben, por eso las mamás deben tener mucho cuidado con lo que comen, lo que siente y como se sienten… porque todo se lo trasmiten al bebé.

Ambas cosas deshidratan en cuestión de pocos minutos a un bebé lo que lo descompensa y debilitan inmediatamente y hay que suministrarle hidratación con suero oral, o intravenosos en los casos extremos, por lo que no debemos permitir llegar a ese punto. El pediatra de nuestro bebé debe trabajar en alguna clínica u hospital que tenga emergencia pediátrica y tenga experiencia en este ámbito porque estas enfermedades: fiebre, vómitos y diarreas son las más comunes.

pediatra bebe consulta enfermera

Luego están las múltiples inflamaciones: de la piel, amígdalas, ojos, oídos, etc., cólicos  y las caídas. La atención de estos casos deben ser tratados con urgencia porque los bebés son muy frágiles y ellos no tienen como comunicarnos sus dolencias, con ellos la rapidez debe ser una premisa y su pediatra debe estar en sintonía con nosotros y entender que así debe ser para garantizar su supervivencia y devolverle su condición de niño sano.

Hay otras enfermedades más agudas  y cuya crisis puede ser más prolongada y requerir la atención de varios especialistas incluidos el pediatra de cabecera de nuestro hijo. Él mejor que nadie va a conocer su historial de salud y poder dar una solución ante cualquier emergencia clave.

También puedes ver:

Hasta la próxima!!!

Lcda. Mary Rondón.



Leave a Reply

Juegos para Cuidar a Bebes

Los juegos y juguetes son elementos claves en la vida y desarrollo de los niños, desde que son bebés y en...

Cerrar