Cómo Actuar Con Tu Hijo Cuando Llega Un Hermano

Que emocionante es cuando llega un nuevo hijo a la familia, un nuevo bebé, una nueva personita que vamos a tener entre los brazos a olerlo, besarlo, consentirlo y darle todo nuestro amor y cariño.

Pero cuando hay otros hijos la cosa a veces no puede ser tan fácil… si lo han vivido se pueden identificar con esto, si están por vivirlo aquí algunas experiencias de otros que hemos vivido esa situación.

Si existe un hijo único y viene un hermanito en puerta, aquel puede sentirse desplazado, empezar a generar inconscientemente: celos, rechazo, enojo, rabia, miedo, incógnitas de cómo va a ser la experiencia con su nuevo hermanito.

SI el caso es que ya hay varios hermanos, la situación es más manejable porque ya existe una experiencia previa porque ya ocurrió la primera vez. Pero ojo, puede que alguno de los hermanitos, el primero o el último, pueden sentir todas o alguna de las sensaciones descritas.

Pero vamos a referirnos al caso cuando no existen hermanos y viene otro a acompañar a los primogénitos. Todo niño y sobre todo los primeros, son muy consentidos, la madre, el padre, los tíos, los abuelos, todos consienten a ese bebé y cuando viene otro nuevo, la cosa no va a ser diferente, pero el hermanito…. él va a experimentar muchas sensaciones nuevas.

celos de hermano por el nuevo miembro de la familia 700x470

Qué hacer antes?

Durante el embarazo se debe involucrar al hermanito en muchas de las cosas del nuevo bebé, comprarle la ropa, escoger el nombre entre la familia, hablarle a la barriga de la mamá, ponerle música, jugar con él, si se sabe el nombre y el sexo, entonces hacerle partícipe de la mayor cantidad posible de cosas.

Es importante que se vaya fomentando esa sensación de protección que desarrollan todos los hermanos mayores, en defender a sus hermanitos y de algún modo convertirse en sus tutores. Si existe una niña e primera y viene un varón la cosa se facilita, porque las niñas van a escoger de por sí el color rosado, también la decoración y la ropa es diferente; los juguetes y nombres diferentes, muchas cosas, entonces no hay competencia entre ellos. Si e nuevo hermanito es una hembra y la primera es hembra también, la primera puede sentir que le roban su espacio, su color, sus juguetes, su mamá, su papá… hay que trabajar mucho más la aceptación.

Y nació el nuevo bebé…

El día que nació nuestro segundo hijo varón, mi hija mayor que para ese momento tenía 5 años, estaba muy emocionada porque ya esperaba con ansias a su hermanito; hicimos todo un ritual de bienvenida, le dijimos que él le iba a traer un regalo y entonces a responder las mil preguntas: y el regalo lo tiene en la barriga de mamá?, y lo mando a hacer y lo trae quién? Y yo puedo ver como sacan a mi hermanito de la barriga con mi regalo? Waoo cómo responder todo eso. Después de responder a su nivel las preguntas y quedar ella medio satisfecha: llegó el momento del nacimiento. Me llevaron al quirófano y ella con la intención de ver el parto, quedó llorando como una Magdalena, mi esposo entró recibimos a nuestro hijo, y por el otro lado salió corriendo a entregarle a la niña el regalo que le habíamos comprado: un peluche de la película de Disney Monster Inc: Boo. Después de llorar y llorar, vino la calma cuando le entregamos el regalo envuelto y ella abrió su sorpresa y pudo ver por el vidrio del retén a su hermanito mandarle besitos y está abrazando a su muñeco. De eso ya pasaron 10 años y mi hija aún sigue durmiendo con su Boo en la cama pero ya sabe cómo fue la verdadera historia de su regalo.  Hoy en día mis hijos se aman como buenos hermanos y amigos, entre risas y peleas, travesuras y complicidades, superamos la fase del momento del nacimiento.

la llegada de un nuevo bebe

Y en los días posteriores…

Luego del nacimiento los hermanitos mayores son muy curiosos, quieren hacer las cosas ellos mismos, cambiar los pañales, bañar al bebé, lavarle la ropa, peinarlos, porque se convierten en un muñeco de verdad para jugar y consentir. Pero muchas veces no pueden hacerlo y si el bebé requiere de alguna atención especial pueden venir los reclamos, pataletas, llorantinas y todas las artimañas de llamar la atención.

Entonces los padres pueden colaborar con la atención del hijo mayor, o una tía, abuela, apoyo en la atención especial que requiere el hermanito; mientras las madres le deben toda su atención al bebé, sobre todos en los primeros días. Nosotras debemos hacer un esfuerzo adicional en atender al nuevo bebé y atender al príncipe o princesa, al mismo tiempo, que el nuevo retoñito.

Hermanitos

Pero sobre todo la manera de actuar cuando llega un hermanito es con calma, con planificación, comunicación pero sobre todo, sobre todo con mucho amor y comprensión con ese hijo que va a recibir un nuevo hermanito que no sabe cómo va a ser, como va a jugar con él o ella, que hace mientras come, mientras duerme, si está llorando y no sabemos por qué, por lo que para él también es una experiencia nueva que debe ser lo más cómoda y placentera posible para que se empiecen a crear esos lazos de unión, camaradería y amor entre los hermanos.

Interesantes:

Hasta la próxima!!!

Lcda. Mary Rondón

Autora del Libro "Poderes Sanadores"



Leave a Reply

Qué hacer ante una intoxicación alimenticia

Qué hacer ante una intoxicación alimenticia. En la gran mayoría de los países, una de cada 6 personas sufre una...

Cerrar