Beneficios De La Música En Bebés

Conoce los grandes beneficios de la música para tu bebé

Con toda su belleza, magia y virtudes, la música se constituye en una de las creaciones humanas que resultan prácticamente indispensables en múltiples áreas de nuestra vida diaria. Cualquier clase de sonidos nos rodean y nos acompañan a cualquier lugar. Tanto en el hogar, en el automóvil y en la oficina, alguna canción puede evocar ternura y revivir sentimientos de alegría y tristeza.

Es catalogada como uno de los medios de expresión artística que resultan más efectivas y la razón es que la misma está estructurada a través de un lenguaje universal: una canción, aunque esté interpretada en un idioma distinto, tiene la suficiente capacidad para transmitir, igualmente, su mensaje o un alto porcentaje del propósito comunicacional por parte de su compositor.

foto 1

Además de ofrecer un incomparable placer al oído y de conectarnos con recuerdos de mucho significado para nosotros, desde hace décadas los científicos y musicólogos han demostrado el poder curativo que posee la combinación armoniosa de tonos melódicos. Una de estas especialidades, precisamente, se ha enfocado en explorar sus beneficios en los bebés.

La música activa zona cerebral de la memoria

Como ya referimos, la música puede generar numerosos beneficios positivos en los seres humanos, en especial, durante los primeros años de vida e incluyendo toda la etapa de gestación. Desde antes de nacer, esta forma artística nos acompaña en cada proceso de aprendizaje y activa todas las capacidades y comportamiento de uno de nuestros órganos más importantes: el cerebro.

Durante los primeros pasos de la vida, ayuda al desarrollo cognitivo, social, motor, emocional y de lenguaje. En tal sentido, infinidad de estudios médicos y especializados han corroborado su invaluable aporte en la evolución de las capacidades intelectuales y neurológicas, constituyéndose así en el estímulo humano que logra activar el funcionamiento de más zonas cerebrales.

La exposición de los recién nacidos y también bebés en gestación, por ejemplo, a la música académica tiene lo siguientes efectos positivos:

1.- Mejora la memoria: Se ha comprobado que la música permite fortalecer la memoria y los niveles de concentración en los niños y las niñas, y ello se logra mediante un proceso de aprendizaje que se estructura progresivamente cuando enfocan gran parte de su atención en las formas de las melodías y las canciones que escuchan. Cuando algunas de estos modelos sonoros resultan del sumo agrado de los bebés se activa al instante la zona cerebral dedicada a la memoria y es por ello que luego, y mientras se divierten, pueden reproducir letras y melodías casi a la perfección.

Las sonoridades estimulan la

creatividad y la imaginación

2

2.- Mejora la fluidez de la expresión y la comunicación: Uno de sus grandes atributos es que permite potenciar las formas de comunicación y expresión tanto oral, visual al igual que corporal durante esos primeros añitos de vida. Los padres y madres pueden  incorporarse aquí en sesiones acompañadas de música en las cuales puedan ayudar a sus bebés a reproducir la pronunciación adecuada de las letras y las palabras. La mejoría de la fluidez en la expresión y la comunicación se evidencia de manera mucho más notable en niños de más edad que están aprendiendo a interpretar algún instrumento musical, a cantar o bailar.

3.- Activa las zonas complejas del cerebro: Los pediatras y los especialistas recomiendan a los padres colocar música a sus hijos para comenzar así a activar la zona del cerebro que trabaja con las operaciones matemáticas y otras de complejidad. Aunque todavía es muy temprano para este tipo de razonamientos lógicos se ha evidenciado que las sonoridades comienzan a producir desde ya este tipo de efectos beneficiosos sin importar la edad que tenga el cerebro.

4.-  Estimula la creatividad y la imaginación: Es posible iniciar en los bebés la estimulación de la creatividad y la imaginación no solo mediante juegos didácticos sino también a través de la música. Estudios han comprobado que los sonidos impactan positivamente en la región del cerebro donde trabajan la creatividad y la imaginación. Inclusive, es muy provechosa la combinación tanto de los juegos como la música para elevar ambas capacidades. Al ir creciendo el bebé esto le podrá ayudar a aumentar su habilidad para el dibujo, la pintura y otras expresiones artísticas.  

Comienza a activar los músculos

5.- Refuerza las primeras expresiones del leguaje: Al escuchar canciones y música el bebé estará en contacto permanente con los sonidos de las letras y de las palabras. Cuando entonces los padres o terapistas inicien el proceso de enseñanza del lenguaje resultará más fácil y rápido para los pequeños el reconocimiento tanto de las letras como de las palabras. Durante los años siguientes, este método continuará ayudando a los niños a incrementar de manera progresivo su vocabulario y, asimismo, su facilidad para reproducir frases más complejas.

6.- Desarrolla todos los sentidos, el equilibrio y la actividad muscular: Si el bebé se entusiasma particularmente por alguna canción o melodía que reconoce tenga por seguro que procederá a expresar una emoción y, por tanto, moverá efusivamente su cabeza, bracitos y piernas acompañado de una sonrisa que derretirá a sus padres. Por tanto, la música es una gran aliada para comenzar a estimular plenamente sus músculos y articulaciones. Ya al contar con más edad, el niño o la niña podrán elevar su capacidad para el equilibrio y la coordinación.

7.- Aumenta la sociabilidad: La música está directamente asociada a estrechar los lazos de comunicación y fraternidad entre los seres humanos mediante la diversión. En el caso de los bebés este beneficio se evidencia a través de la interacción con otros niños, dándoles así mayores oportunidades para desarrollarse en la sociedad.

Los sonidos pueden aliviar el dolor

8.- Controla los estados de ánimo: Alguna melodía suave o canción de cuna, susurrada inclusive por sus padres, puede ser de muchísima utilidad en caso de que los niños no puedan conciliar el sueño durante las noches o en las siestas. Colocarles una canción alegre puede cambiar rápidamente el llanto en alegría.

9.- Aprender otros idiomas: Si los padres desean que sus hijos aprendan otros idiomas, la mejor edad para comenzar es cuando todavía son bebés. Existen numerosos productos musicales que ha sido diseñados para cumplir con este propósito.  Por ejemplo, aprender inglés con canciones muy rítmicas resulta una estupenda idea para lograr esta finalidad.

10.- Optimiza la salud: Los sonidos cuentan con la virtud de aliviar el dolor y fortalecer el sistema inmunológico de nuestro organismo, también ayuda a coordinar los mecanismos de respiración y los latidos del corazón. Por tanto, produce el efecto de relajar el cuerpo. Escuchar melodías tiernas y alegres contribuyen a la recuperación tanto física como mental.

Son numerosos los beneficios de la música para los bebés, inclusive sus efectos positivos logran perdurar a lo largo de toda la vida. Tanto padres como educadores deben conocer a profundidad la repercusión en el uso de las melodías durante la educación de los niños y, de esta manera, saber elegir el ambiente de aprendizaje y enseñanza con la finalidad de fortalecer su desarrollo.

musicaprenatal c1bc32021f0cc9a51d2d054ddd8ad97f 1200x800

Artículos Relacionados:



Leave a Reply

Cómo Bañar a mi Bebé

Cómo Bañar a mi Bebé. Los bebés se debe bañar desde que nacen, aproximadamente tres veces a la semana. Si...

Cerrar